Una verdad incómoda

El Mentiroso Rubalcaba
El Mentiroso Rubalcaba

El hecho de que el mentiroso Rubalcaba y sus mentirosos amigos Blanco y Sebastián hayan vuelto a mentir con sus ridículas afirmaciones sobre el ahorro no ha pillado a nadie de sorpresa… por lo menos a nadie que se le ocurra pensar las cosas con cierto detenimiento.

Desmontemos el tema del ahorro y la reducción de velocidad. Partamos de la base de que el director general de tráfico no ha conducido un coche en su puñetera vida, lo cual le hace, ante todo, un auténtico profano en la materia. Habrá quien lo defienda y diga que los muertos en accidentes sean menos cada año. No menos cierto es que cada año los coches son más seguros y disponen de serie de más medidas de seguridad activa y pasiva. Claro que este país ya ha tenido un ministro de defensa que no hizo la mili, una ministra de defensa con tintes separatistas, un ministro de interior electricista y ahora tiene un ministro de fomento que, directamente, no es ni ha sido nunca nada, entre otras lindezas políticas.

Lo cierto  es que las medidas de ahorro del gobierno no son sino una estrategia para dar la impresión de que están haciendo algo. Ahí tenemos al mismísimo (vice)presidente «picándose» con Fernando Alonso. Lo que dice Alonso es absolutamente cierto. Conducir largos trayectos a una velocidad reducida disminuye la concentración, produce modorra y es, en definitiva, peligroso. Lo que le contesta Rubalcaba es información manipulada. Dice que en Estados Unidos el límite es de 110 y que allí no conducen durmiendo. Lo cierto es que en Estados Unidos cada estado marca su límite de velocidad por lo que no hay uno, sino alrededor de 50 límites distintos.

Pero resulta que existen otra serie de diferencias con respecto a Estados Unidos que el mentiroso ha obviado porque son verdades incómodas para nuestra clase política. Veamos unas cuantas:

1. En Estados Unidos se puede hablar por teléfono, por la radio y comer en el coche en la mayoría de estados. Aquí está PROHIBIDO.

2. En Estados Unidos no existe una red de radares autónomos que se dedican a recaudar millones de dólares diarios. Allí te caza un radar, te persigue un policía, te para y te notifica y vas a juicio si no estás de acuerdo, juicio en el que puedes defenderte sin abogado en un cara a cara con el mismo policía que te paró. O sea, tienes ciertas garantías como ciudadano y se presupone tu inocencia. Aquí te llega una carta de pago. En principio, eres culpable si o si.

3. En Estados Unidos existe una red aeroportuaria por la que fluyen infinidad de vuelos regionales de infinidad de compañías regionales. En efecto, además de Delta, Continental, US Airways, American Airlines, Northwest Airlines, Southwest Airlines y demás mega compañías, hay un enjambre de microcompañias que operan aviones regionales para unir destinos cercanos. De este modo, si yo quiero viajar en España desde, por ejemplo, Málaga a Jaén o Málaga a Cádiz, debo hacerlo por carretera por narices. Similares distancias en Estados Unidos se pueden salvar por precios muy razonables en avión desde aeródromos regionales o incluso desde aeropuertos internacionales.

4. En Estados Unidos no existe el carné por puntos. La gente no vive con el miedo de perder el carné. De hecho, cada estado emite su propio carné de conducir, si bien los requisitos para obtenerlos son similares en todos ellos y la edad de obtención suele ser los 16 años. El único que puede retirarte el carné es un juez que estime que tu conducción es peligrosa para el resto de la sociedad. Esto lo hacen habitualmente con gente que es pillada con tasas elevadas de alcohol en sangre. Desde luego, no dejan en manos de radares decidir quién es peligroso y quién no.

5. La red de carreteras de Estados Unidos es mucho más antigua que la española. Sin embargo, le da millones de vueltas en todos los sentidos. Las carreteras tienen arcenes amplios, no tienen quitamiedos metálicos, sino que hay escapatorias siempre por ambos lados de las autovías y autopistas. Lo de los dos carriles habituales de aquí allí se considera carretera secundaria. Tres, cuatro, cinco y hasta seis y siete carriles forman sus autovías y autopistas. La numeración de las carreteras está bien pensada. Aquí hablar de que alguien ha pensado en la nomenclatura de las carreteras es una entelequia. En Estados Unidos las carreteras de 3 cifras son estatales y las de dos son interestatales. Las carreteras pares tienen recorrido Este-Oeste mientras que las impares tienen recorrido Norte-Sur. De este modo, si por ejemplo estamos en la 495, ya sabemos que se trata de una carretera que va Norte-Sur y que no saldremos del estado en que nos encontremos por ella. De ahí que los coches americanos suelan traer brújula de serie, algo que aquí no es habitual.

6. Estados Unidos es un país eminentemente rural mientras que España es eminentemente urbano. Aproximadamente el 75% de nuestra población vive en grandes poblaciones mientras que allí el 75% de la población vive en zonas alejadas de las grandes ciudades. ¿Qué significa esto? Básicamente que con las excepciones de unas pocas grandes ciudades del tipo Nueva York o San Francisco, allí no se producen los éxodos masivos que vivimos aquí con las operaciones «Salida» cada dos por tres. Por lo general, el tráfico de largo recorrido en Estados Unidos es fluido mientras que aquí las carreteras se unen con las circunvalaciones en cada ciudad y la conducción se vuelve estresante por los continuos atascos y retenciones.

7. Pero la falacia más grande, la del ahorro, que es la que todo el mundo se ha tragado, es la más fácil de desmontar. Si los números que da el gobierno fuesen ciertos, que no lo son, esta medida ahorraría 1.400 millones de euros en petróleo importado. Para un país que tiene un déficit comercial de más de 52.000 millones de euros, esto supone un 2% de ahorro. Si lo medimos en términos de déficit comercial con respecto al PIB, supone una bajada del 4,9% al 4,8%, o sea, una reducción del 0,1%. ¿Pero alguien se cree que vayamos a ahorrar 1.400 millones de euros en petróleo? Lo que consume carburante en los vehículos no es mantener velocidades constantes, sino frenar y acelerar de nuevo. Cierto es que Rubalcaba es químico y no físico, pero el concepto físico del «momento» y un poco de mecánica básica bastarle para saber que está mintiendo. Un coche consume mucho más combustible acelerando hasta los 110 o 120 Km/h que manteniendo esa velocidad constante. Por lo tanto, todas las medidas que se tomen para ahorrar combustible deberán ir enfocadas a evitar frenar y acelerar constantemente en las carreteras. Mira por donde, la rápida proliferación de radares y (jodidas) rotondas provoca contínuos frenazos en las calles y carreteras, incrementándose por tanto el consumo de combustible de manera notable. Si alguien lo duda que se pregunte porqué consume un coche más en ciudad donde no pasa de los 40-60 kilómetros por hora que en autopista, donde viaja a 120 o más.

Pero claro, esta verdad es bastante incómoda y es políticamente incorrecta.

Carta a Endesa

Recibo esta mañana de mi primo un curioso correo electrónico que reproduzco por su valor humorístico, cuando menos.

Carta de Endesa a usuario canario y respuesta de éste:

(I Carta de Endesa)

“Estimado señor:

Endesa Distribución va a proceder próximamente a la sustitución de su contador de electricidad por uno nuevo que dispone de capacidad de Telegestión, en cumplimiento de la normativa vigente (RD 1110/2007 de 24 de agosto y Orden TC/3860/2007 de 28 de diciembre). El nuevo sistema de Telegestión permitirá entre otras funciones la lectura a distancia de su consumo. 

A lo largo del próximo trimestre, un operario autorizado por Endesa sustituirá el contador que usted tiene actualmente instalado. Si su contador se encuentra en el cuarto de contadores o es accesible desde el exterior de su vivienda, no será necesario que usted esté presente. En caso contrario, el operario se pondrá en contacto con usted para poder realizar el cambio de contador.   

El coste de la sustitución correrá a cargo de Endesa y usted sólo tendrá que abonar una cantidad en concepto de Derechos de Enganche, que según se establece en la legislación actual asciende a 9,04 euros. Por otra parte, el coste mensual de alquiler del contador a aplicar será de 0,81 euros.   

Si necesita cualquier aclaración sobre esta sustitución o desea realizar alguna consulta, puede contactar con nosotros dirigiéndose al Teléfono de Atención de Endesa Distribución Eléctrica 902 509 600. Estaremos encantados de atenderle.   

Agradeciendo de antemano su colaboración, reciba un cordial saludo”.   

II (Respuesta)

“Estimados señores de Endesa Distribución:

He recibido su amable carta de fecha indeterminada (porque no la ponen) en la que me comunican una serie de hechos consumados basados, naturalmente, en que ustedes como monopolio hacen siempre lo que les sale de los electrones y a nosotros, como miembros de la honorable manada de borregos forzosamente consumidores, nos queda la única opción gozosa de pagar.   

Les dirijo esta carta porque en el texto que me han enviado, como a otros muchos miles de consumidores, supongo, existen algunas cuestiones que me han sumido en un estado de estupor, catatonia y asombro. O dicho de otra forma, que me han fundido ustedes los plomos.   

Porque vamos a ver. Me dicen ustedes amablemente que van a proceder a cambiarme “mi” contador de electricidad. Una cuestión bastante curiosa porque resulta que en el desglose de la factura que les pago a ustedes todos los meses les abono una cantidad en concepto de alquiler de contador. Y digo yo, ¿cómo es posible que les haya pagado un alquiler por algo que  era mío? ¿Habrán incurrido ustedes, mi querido monopolio, en un involuntario y pequeño error por el que me han estado cobrando indebidamente una modesta pero significativa cantidad a lo largo de los últimos años?   

Sigo adelante con la carta y observo que me cuentan ustedes que el nuevo contador permite la lectura a distancia (es decir, más gente al paro, me temo, maldita tecnología) lo cual, como fácilmente comprenderán, a los usuarios nos la refanfinfla. Dicho de otra manera, que me da igual que lean ustedes el contador a medio metro o desde las quintas chimbambas, a condición de que las lecturas sean las reales.   

Añaden que el coste de la sustitución -en cumplimiento de la normativa legal- correrá a cargo de Endesa. Y digo yo que faltaría más que nos cobraran a nosotros por algo que ni hemos pedido ni maldita la falta que nos hace. O sea, que les agradezco la información aunque me resulte irrelevante. Lo que me llena de asombro es que me indiquen que “solo” tendré que abonar “una cantidad en concepto de derechos de enganche que según la legislación actual asciende a 9,04 euros”. Vamos a ver, querido monopolio, ¿cómo nos van a cobrar a los usuarios un reenganche de un desenganche que ni hemos pedido, ni hemos contratado? Porque digo yo que porque a ustedes les salga del flujo de electrones cambiar los contadores, como les podría dar por cambiar esas divertidas torretas eléctricas de colorines con las que generosamente nos han adornado las autopistas para mejorar nuestra imagen turística, ¿a mi que me cuentan? Eso del derecho de enganche, que debe ser un asunto más complejo que el derecho romano, es un devengo que se produce cuando un usuario se da de alta en la red por primera vez o lo vuelve a hacer después de que le hayan cortado la luz por impago. ¿Pero cómo le pueden cobrar enganche a un consumidor que no se ha desenganchado, que está al corriente de sus pagos y que tiene un contrato vigente con ustedes para el suministro en unas condiciones pactadas?     

Es que si tenemos en cuenta que tienen ustedes, un suponer, 600.000 usuarios en Canarias, a casi diez euros por barba, se van a embolsar así como quien no quiere la cosa unos seis millones de euros, que hay meses que no los gana uno, créanme, aunque sea expresidente de Gobierno y además de llevarse 80.000 del ala al año limpios de polvo (aunque no me consta que de paja) cobren por hacer de lobby para algunas de las grandes empresas españolas.   

Lo que ya me descalabra completamente es que añadan -supongo que intentando convertir la carta en un relato kafkiano- que el coste mensual del alquiler del contador a aplicar (un lapsus sintáctico porque en todo caso querrán decir ustedes ·el costo mensual a aplicar del alquiler del contador…·) será de 0,81 euros. A veeeeerrr. Si el contador es mío ¿me van a pagar ustedes 0,81 euros mensuales? ¿O será que realmente el contador es de quien es -es decir, de ustedes- y amablemente me comunican que me van a cobrar esa módica cantidad mensual?. Y si es de ustedes, ¿por qué principian hablando de “mi” contador?  

Queridos amigos del monopolio. No se líen. El contador es de ustedes. Lo era antes y lo es ahora. Por eso me cobraban antes el alquiler y me lo van a cobrar ahora. Y lo cambian ustedes por imperativo legal, con lo que esa pretensión de cobrarles diez euros a los usuarios me parece sencillamente que es sacar las patas del tiesto y echarle un poco de morro al asunto. Sobre todo porque lo que realmente se callan en su amable carta -en las cartas, como en la vida, es más importante lo que se calla que lo que se cuenta- es que el nuevo contador tecnológicamente avanzado que nos están cascando por decisión unilateral les va a permitir a sus señorías detectar a aquellos usuarios -viviendas, oficinas, bares, restaurantes y otros- que están consumiendo ligeramente por encima de la potencia contratada. O dicho de otra manera, que aquellos consumidores que tienen con ustedes un contrato de potencia de 5 kw y resulta que de media están consumiendo un poco por encima -que como bien saben son un porrón- van a tener que pagarles esa energía extra con un sustancioso recargo y, de propina, estarán obligados a realizar un nuevo contrato de mayor potencia. Es decir, que con esos nuevos contadores van a detectar ustedes los pequeños sobreconsumos que ahora se les escapan, van a cobrarlos con banderillas y van a hacer el negocio redondo aumentando el rango de potencia de los contratos. Ustedes lo saben. Yo lo sé. Los usuarios no lo sabían.   

Resulta descorazonador que mientras hacen ustedes todo esto, la gente que se supone que representa los intereses de los ciudadanos sigan discutiendo del sexo de los galgos y los podencos. Si esto fuera un libre mercado, allá penas porque estarían ejerciendo con toda legitimidad sus derechos como empresa y los usuarios estarían en condiciones de elegir. Como resulta que tienen ustedes el monopolio real de la distribución no estamos hablando de un mercado libre y las reglas del juego deben ser distintas. Desde luego no deberían pasar porque ustedes hagan lo que les salga del forro de los cajones de los electrones y a los usuarios, forzosos, no les quede otra que tragar.

Les agradezco su amable y distorsionada información en torno a sus planes para apretarnos un poco más los bolsillos, les recomiendo encarecidamente que su grupo de producción compre energías renovables de los nuevos parques eólicos del Cabildo de Tenerife (y de paso quesos, vino, yogures, piensos, vacas… o jugarse incluso unas perritas en los casinos de la casa) y les aseguro que como se les ocurra cobrarme diez euros por un reenganche que no he pedido, pienso acudir a la Organización de Consumidores y Usuarios para que no me hagan ni puñetero caso, perder el tiempo, frustrarme y pensar una vez más que estamos indefensos ante los monopolios, los mercados intervenidos y los ineptos que se suponen que tienen que defendernos. 

Reciban un cordial saludo. 

III (PD)

PD. El número de información al que me indican en la carta que debo llamar (el 902 509 600 de Atención al Cliente de Endesa Distribución Eléctrica) es un call center -como dicen los modernos- que está en Madrid (me gustaría que creen puestos de trabajo donde yo pago, no sé si me entienden). Te atiende primero un sistema robotizado y luego una amable persona que solo acierta a repetir el manual de la compañía que viene a ser: “Le entendemos, pero le vamos a cobrar. Esto es lo que hay”. Ah. Y el número es de tarificación especial, de pago, con lo cual además de esperar, preguntar y no tener respuesta, también terminamos pagando. Por cierto, por mucho que me he leído las disposiciones legales que citan en su carta -y otras- sobre el cambio en los equipos de medidas básicos, por ninguna parte he visto otra interpretación que la de que son ustedes los que deben instalarlos y pagar el coste de la instalación.

4.231.003 mentiras

Colas del Inem
Colas del Inem

La noticia con que abren esta mañana muchos digitales es, de nuevo, la escalofriante cifra de parados registrados en el Inem: 4.231.003 personas sin trabajo. Dice el ministerio que la subida en el mes de Enero de 130.930 parados más no es tan mala dado que Enero es un mes en el que tradicionalmente se destruye empleo. Se olvida en su comunicado recordarnos que este aumento es superior al de Enero de 2010. Mal presagio para el año que estrenamos. También se olvida que cuando la temporalidad es positiva se pasan el dato por el forro.

Sin embargo, hemos asistido tanto en esta legislatura como en la anterior, a diversas sesiones de maquillajes (mentiras lo llamaría yo) iniciadas por Jesús Caldera y que este mes tendrán su última actualización de llevarse a cabo los planes del actual ministro de trabajo, el tipo ese que encabezaba manifestaciones contra la reforma laboral y luego la abrazaba desde su sillón ministerial. ¡Qué barato sale comprar ministros!

Estos son algunos datos de Diciembre de 2010 (aún no están publicados los oficiales de Enero de 2011), que arrojan cierta luz sobre las continuas mentiras del gobierno en materia laboral: (datos publicados por los servicios públicos de empleo, que no me los invento yo)

1. Demandantes de Empleo: 5.504.411. Son todas las personas que se han acercado a las oficinas públicas y han dicho que están buscando empleo. Sólo es un millón y pico más de la cifra oficial. No es para tanto, ¿no?

2. Ocupados: 955. 996. Son demandantes de empleo que tienen trabajo pero buscan otro. En esta clasificación entran muchas personas que, aunque no son parados técnicamente hablando, están trabajando sólo a tiempo parcial o con contratos especiales, y por eso quieren cambiar y se acercan al Inem. Por ejemplo, si tengo un contrato de 3 horas a la semana porque doy clases como sustituto de un profesor de baja, ya no estoy en paro. ¡Qué bien se vive en España! Uno puede trabajar sólo 3 horas a la semana y no estar «parado».

3. Demandantes de empleo con baja disponibilidad: 221.683. Son parados que buscan un trabajo incluyendo algún tipo de restricción por su condición (pensionistas, jubilados, inmersos en un ERE, fijos discontinuos) o por el tipo de empleo que buscan (sólo a domicilio, teletrabajo, en el extranjero, en otra comunidad…). Estas personas están paradas, pero no cuentan para las cifras oficiales por estas peculiaridades. Vamos, que si vengo de un Expediente de Regulación de Empleo y me regulan totalmente (o sea, me echan, ¡ya no estoy parado!). Lo curioso de este grupo es lo de «otra comunidad». O sea, si soy de Málaga y estoy en paro pero busco un trabajo en Madrid porque a mi mujer la han trasladado allí, oh! magia, ¡ya no estoy en paro!

4. Otros DENOS: 226.659. Dentro de la categoría genérica DENOS (demandantes de empleo no ocupados) están tanto los parados registrados como los llamados «Otros Denos». Pero estos últimos no cuentan tampoco como parados. Son 226.659 personas divididas en dos grupos:

4.1 Por un lado, están los Trabajadores Eventuales Agrícolas Subsidiados (TEASS). Es decir, los que cobran el subsidio del PER. Que no están catalogados como parados aunque durante la mayor parte del año no trabajen en nada. ¡No hay nada como vendimiar un mes al año para «trabajar» sin hacer nada los otros 11 meses! Eso si, cobrando el PER.

4.2 Por otro lado, están los «otros denos» propiamente dichos, que engloba a los demandantes de empleo coyuntural, los que piden una jornada menor de 20 horas o los estudiantes. En esta categoría es en la que, en la anterior legislatura, con Caldera como ministro de Trabajo, se incluyó a todas aquellas personas que estuvieran recibiendo algún tipo de formación para orientarles en la búsqueda de trabajo. Vamos, que si haces un curso de aeromodelismo para pasar los lunes al sol, ya no estás en paro. Es la forma más rápida de volver al mercado laboral, !si bien no se percibe contraprestación económica por ello!

5. Parados registrados: 4.100.073. Son los considerados parados oficialmente.

La suma de las categorías 2+3+4+5 es la cantidad de demandantes.

Las personas incluidas en los grupos 3 y 4 están realmente parados (es decir, no tiene trabajo), pero no son considerados oficialmente como tales por cuestiones estadísticas. De hecho, si se suman los apartados 3+4+5 salen 4.548.415 parados. Una cifra sorprendentemente (o quizás no tanto) parecida a la de la EPA de Diciembre.

Ahora, Valeriano Gómez (el nuevo ministro de trabajo abrazasillones) quiere ampliar algo estos grupos con los olvidadizos. ¿Lo conseguirá? Si alguien se olvida de acudir al Inem en el día y fecha indicados (o si está acatarrado, de baja, en una entrevista de trabajo…) automáticamente dejará de estar parado. ¡No hay nada como no acudir un día a sellar para dejar de estar parado!

Lo que está claro es que los políticuchos que nos gobiernan saben poco de matemática pura y mucho de la cuenta de la vieja. La realidad matemática es sencilla y la ecuación simple hasta para sus pobres cerebros: El numero de parados es igual al número de personas que buscan un trabajo sin tener uno a tiempo completo. Quién no quiera entenderlo, que no lo entienda, pero que no maree la perdiz ocultando la realidad, que así nos va.

El país de los inocentes

Inocente
Inocente

¿Qué mejor fecha para escribir este post que hoy, en vísperas del día de los Santos Inocentes? La historia de hoy, palabra por palabra, es tristemente verídica. Se desarrolla en su práctica totalidad en un pueblecito de Badajoz llamado Arroyo de San Serván. Esta localidad de 4.000 habitantes ya saltó a la fama por otra noticia que también sonaba a inocentada no hace demasiado tiempo. No en vano, Arroyo de San Serván se hizo popular por gastarse 700.000€ del «Plan E» de Zapatero en un Spa de Lujo municipal, lo que vino a demostrar la cara dura de sus regidores y la estupidez de nuestro presidente. Y es que si los vecinos de Arroyo de San Serván querían un Spa de Lujo tan sólo tenían que haber pagado 175 euros cada uno, si bien es obvio que es más fácil tirar el dinero público que gastar el propio. Ya lo dijo una de esas ministras de superior inteligencia: «el dinero público no es de nadie». Parece una inocentada, pero no lo es, así se gasta el dinero público en este país de inocentes.

Bien, pues es precisamente en Arroyo de San Serván donde la joven Rumana de catorce años ha sido obligada a prostituirse a diario por unas cantidad que oscilaba entre 30 y 60 euros por sesión. ¿Para qué si no iban a querer instalar un Spa de Lujo municipal con dinero público los políticos del PSOE que gobiernan esta localidad? Prostituir a una niña debe ser mucho más atractivo para los clientes si se hace a la vera del Spa. «Salute Per Aqua» decían los Romanos y «Sexo Per Aqua» deben decir los clientes de los Rumanos en Arroyo de San Serván…

Lo curioso del caso es que la niña Rumana atendía a un colegio privado de la capital en su anterior vida. De esa época guarda otros recuerdos como la asistencia en un hotel de lujo de Madrid a la puesta de largo de una de sus compañeras de clase. Sin embargo el destino le tenía reservado otro motivo para vestirse de largo con trajes de diseño. Los padres, por motivos que desconozco, la cambiaron a un colegio público y la niña empezó a torcerse en su actitud, escapándose de casa con frecuencia, y concluyendo con su fuga con un novio ocho años mayor que ella. La conclusión, fácil y rápida, pero no por ello menos cierta: la educación pública de este país de inocentes propicia estos desastres. ¿Quién quiere invertir el dinero público en educación cuándo puede malgastarse en construir balnearios de lujo municipales? Total, sólo es el futuro de los niños… Toda esta mierda socialista de no forzar a los niños a estudiar, de permitir que pasen de curso sin aprobar todas las asignaturas, de no dotar a los profesores y a los centros de la suficiente autoridad, al final, propicia estas historias.

Pero esta macabra historia no acaba así. Resulta que un ex-concejal del consistorio de Arroyo de San Serván de Izquierda Unida, que al menos ha sido coherente, se ha volado la tapa de los sesos porque se ha descubierto que era un cliente habitual de los servicios de esta niña. Y es que a la izquierda le gustan los lujos, y si tienen 14 años y vienen limpitas del Spa, mejor. Lo se, parece una macabra inocentada, pero es el país en el que vivimos. Un país en el que si el concejal que se ha volado la cabeza hubiese sido del Partido Popular, los de siempre habrían salido a la calle con pancartas y pegatinas, mandando mensajes y abriendo telediarios, llamando a once millones de personas fascistas, violadores, proxenetas y asesinos. Un país de inocentes en el que unos cuantos creen, erróneamente, que tienen siempre razón y derecho, cuando ni tienen una cosa ni la otra.

Para acabar de echarse las manos a la cabeza, faltaba la guinda del pastel. Este fin de semana la guardia civil ha detenido al policía municipal que liberó a la pequeña Rumana del grupo de adultos que la prostituía. Pero lo que es de chiste, la verdadera inocentada, es el motivo de su detención: por filtrar datos del caso a la prensa habiéndose decretado el secreto del sumario. O sea, en este país de inocentes donde el gobierno socialista filtra información a etarras para evitar su arresto, filtra día si, día también, información de todo tipo a los medios afines, aún tenemos la desfachatez de arrestar al héroe de la historia porque le ha contado a un periódico su versión de los hechos. No me extrañaría que le hubiesen puesto el típico muñequito blanco de papel en la espalda al ingresar en la celda.

El drama de esta historia, además del personal de esta niña, es el país que le estamos dejando a nuestros hijos: El país de los Inocentes, que son ellos.

 

Discursos

Discurso
Discurso

Ignoro si el discurso es un género literario en sí mismo. Es lo que tiene ser de ciencias… Lo que no ignoro es que, dentro de la literatura, los discursos son una de las cosas cosas que más me apasionan. El último que he leído, de obligada lectura para el que disfrute de un rato de divagaciones certeras con tintas cargadas, es el «Elogio de la lectura y la ficción«, discurso de aceptación del Premio Nobel de literatura Mario Vargas Llosa esta misma semana.

No es El Peruano uno de mis escritores favoritos, pero sin duda es uno de los personajes del mundo de la literatura que más me agrada, muy al contrario del noqueado Colombiano García Marquez, cuya literatura me es muy amena y cuya persona me resulta altamente desagradable. Y es que hay que ser muy mezquino, muy ruín y muy cara dura, como él, para defender un regimen de igualdades viviendo en una total desigualdad. Cabrón, si tanto te gusta el socialismo, reparte tus riquezas 🙂

A lo que iba; ya he mencionado en otros posts algunos discursos memorables que me parecen grandísima literatura. A fin de cuentas, no toda la literatura, por más que me pese, puede ser de ficción, que es la que más disfruto. Prácticamente todos los discursos de Bill Clinton son documentos de alto valor literario. No se quién se los escribe, pero en particular aquel I have sinned (he pecado) tiene que ser obra de él mismo o de alguien que estaba en ese momento en sus pantalones… si se me permite la ironía.

Otro gran maestro del discurso fue sin duda Michael Crichton. Sus discursos son fuente inagotable de datos fruto de las investigaciones que realizó para escribir sus libros y, para aquellos que disfrutamos con la literatura de ficción no descriptiva con cierta base científica, un placer sólo comparable a la primera vez que se leen algunos de sus libros.

Pero por encima de todos ellos, El Gallego que se lleva el gato al agua -aunque a diario nos vendan lo contrario los de siempre- es Mariano Rajoy. La bofetada que le ha dado a Rubalcaba, y de paso al borrego de Blanco, usando las propias palabras del Masón para meterse con su ministro de fomento, han sido gloriosas. Tenía pensado reproducir en el post las palabras de Vargas Llosa sobre el nacionalismo, pero no puedo resistirme a cambiarlas por las de Rubalcaba en boca de Rajoy, y por dos veces:

«El ministro de fomento es un inútil total que tiene dosis importantes de caradura porque siempre encuentra una excusa para no asumir sus responsabilidades».

De hecho, si aún no lo has visto, tienes que ver el vídeo.

¡Bravo Rubalcaba! Estamos de acuerdo en los calificativos, aunque no en el ministro 😉

Sangre por las venas

Torre de Control
Torre de Control

Voy a meterme en terreno pantanoso. Me van a llover las hostias, pero esto es lo que hay: Estoy de acuerdo con lo que han hecho los controladores. De hecho, demuestran ser los únicos Españoles que, hasta hoy, tienen sangre por sus venas y no horchata. Hartos de un gobierno que los desprecia, les miente, los persigue y les pone día si, día también, en el ojo del huracán por medio del Ministro de Fomento, han mandado, literalmente, al gobierno, a tomar por culo (y por ende al tráfico aéreo). Y a mi me parece bien.

Creía el inútil de Pepiño que firmando el Real Decreto Ley el día del inicio del puente los controladores no tendrían tiempo de movilizarse. Error craso. Estos tipos son expertos en comunicación y lo han demostrado con creces.

Cierto es que con su actitud crean una serie de problemas a un número inmenso de personas, pero no es menos cierto que la actitud del gobierno crea más problemas todos los días a más personas y nadie protesta. Yo, al menos, no veo las manifestaciones. Bueno, si las veo, contra la Iglesia, contra el Papa, contra el PP, contra los empresarios… Pero no contra el gobierno. En mi opinión, empresarios, abogados, médicos, arquitectos, ingenieros, y, en general, todos los autónomos que ganamos «mucho dinero» según el ministro de fomento, «incluso más que él», deberíamos hacer exactamente lo mismo que han hecho los controladores: Dejar nuestros trabajos y tumbar al gobierno.

Esta panda de anormales nos ha llevado a la situación en la que estamos y la única forma de salir de ella es mandarlos de vuelta a sus casas. Lo que han hecho los controladores no es una tropelía ni una insensatez. Es exactamente lo que tendríamos que hacer todos los demás que no comemos de la sopa boba que fomenta esta gentuza. Lo que deberíamos hacer es demostrarle a estos inútiles que la sangre del toro que aborrecen corre por nuestras venas y que no queremos que nos sigan desgobernando.

El Nacionalista Ciego

Nacionalismo
Nacionalismo

Parece que fue el hispanolatino Marco Fabio Quintiliano quién dijo «En la variedad está el placer». La historia es cruel en este sentido, dado que Quintiliano nació en la entonces provincia hispanorromana Tarraconense, que en su momento fue la más grande de las provincias de la Península Ibérica y cuyo séptimo convento jurídico fue el Tarraconensis, con capital en la colonia Tarraco, actual Tarragona.

Resulta cuanto menos curioso que uno de los eruditos nacidos en esta tierra fuese quien hilvanase la frase que viene a ser diametralmente opuesta al sentir de muchos de los que allí viven. Muy lejos del concepto actual de globalización, muchas de estas personas siguen ancladas en unas ideas viejas, tan viejas y pueblerinas, que les ciegan y no pueden ver la realidad.

Pongamos un ejemplo. Hace cien años, si yo era de Málaga, hubiese tenido motivos para estar orgulloso de ser Malagueño por una pequeña serie de motivos, como por ejemplo, las uvas moscatel y las pasas que se producen en esta tierra. No había mucha comunicación con el exterior, con lo que nada me unía a Madrid, ni en definitiva al resto de Europa. Ahora, con el AVE, los vuelos directos a infinidad de capitales, no sólo de España, sino del resto de Europa, cuando salgo al exterior tengo muchos más motivos para sentirme orgulloso. Por ejemplo, cuando esté en Asia, podré estar orgulloso no sólo de las moscateles de Málaga, sino del resto de variedades que se cultivan en La Rioja o, ¿por qué no?, de las que utilizan en Francia para elaborar su magnífico Champagne dado que, a fin de cuentas, me siento igual de Europeo que ellos.

En la variedad está el placer y, desde luego, pertenecer a variedad de estamentos (llámense provincias, comunidades autónomas, estados o uniones de estados) deriva en una vida más placentera. Por ejemplo, el hecho de no necesitar llevar un pasaporte o rellenar una tarjeta de inmigración cuando se viaja por Europa ya es un avance sustancial en si. Claro, que si uno es paleto y además ciego, seguramente no viajará a menudo y estas cuestiones le den por la baja espalda.

Si uno, por ejemplo, es Español, tiene derecho a entrar en los museos del estado mostrando su DNI de manera gratuita o en su caso abonando una cantidad reducida. También puede sentirse orgulloso de las 12 copas de Europa (9 del Madrid y 3 del resto de los equipos 🙂 ) que han conseguido equipos Españoles o bien de la Eurocopa y el Mundial que han conseguido nuestras selecciones. Claro que, si uno es paleto y además ciego, ni irá a museos ni disfrutará con el fútbol.

También ser Español es motivo de orgullo en otros deportes. El número uno del tenis, los tres número uno del motociclismo, e incluso, según se atisba hoy, el número uno de la Fórmula 1, todos son Españoles.

Español es el Talgo (uno de los AVE), que se vende en bastantes países. Tan Español como Repsol, Telefónica, Acciona o Ferrovial. También Iberia, la aerolínea con más conexiones con Latinoamérica del mundo.

Pero al final, es lo que yo digo, si ni se disfruta con el deporte, ni se viaja, ni se sabe nada de economía empresarial, ni en general de nada de nada, se es ciego, cateto y nacionalista.

Una persona, ningún voto.

Platón
Platón

Por una extraña razón damos por sentado que en el camino de la política los sistemas democráticos son justos y necesarios. Yo no digo que no lo sean, pero no entiendo porqué no se sigue avanzando en este campo. Parece lógico y razonable que los ciudadanos sean quienes elijan a sus representantes, pero quizás habría que darle una vuelta al concepto de ciudadano, si es que no se quiere tocar el de Democracia.

Creo que fue el propio Platón quién esbozó el concepto de Democracia que más tarde perfeccionaría su alumno Aristóteles. Platón subrayó que «La democracia es el mejor de los gobiernos sin ley y el peor de los gobiernos en los que se respeta plenamente la ley». Muy lejos en planteamiento de la sociedad que vivimos hoy, la democracia actual hereda unos principios arcaicos que puede que ya no sean válidos en la coyuntura actual.

En la antigua Grecia, el estatus de ciudadano no es el mismo que atribuimos hoy a nuestros compatriotas. Resta decir que su modelo de selección para la ciudadanía no es, al menos a día de hoy, el más adecuado. Pero, ¿nos hemos parado a pensar cual es el nuestro? ¿Acaso debería ser suficiente nacer en un determinado lugar para ganarse ese estatus?

Yo me pregunto: para cosas tan triviales como conducir un vehículo por la vía pública es necesario estudiarse un libro (que engorda cada año), realizar una prueba teórica, tomar unas clases prácticas y finalmente aprobar un examen de conducción, además de pagar una serie considerable de tasas. ¿Por qué no es necesario demostrar aptitud o conocimiento alguno a la hora de elegir a las personas que, a la postre, fijarán el rumbo y establecerán el destino de todos los ciudadanos? ¿Acaso el destino de la sociedad como tal no es más importante que el destino de un vehículo particular?

No estoy proponiendo que haya que estudiarse la constitución para poder votar (si bien es cierto que en sitios como Estados Unidos es requisito indispensable para que los inmigrantes obtengan la ciudadanía), sino que existan una serie de preguntas sencillas que cualquier persona que vaya a votar debería conocer. Por ejemplo, y en el caso de nuestro país:

1. ¿Cúal es el régimen político de España? ¿Es España una república o una Monarquía Constitucional? De ser lo segundo, ¿Cuantas constituciones hay en vigor en España?

2. El político que salga elegido presidente, ¿Qué tiempo de mandato tendrá asignado?

3. ¿Tiene obligación el presidente de componer un gobierno única y exclusivamente con miembros (y miembras, claro!) de su partido?

4. ¿Es La Oposición el otro gran partido que se opone a todo lo que diga el gobierno?

5. ¿Tiene el rey capacidad de veto de alguna ley?

Creo sinceramente que estas preguntas son más sencillas que cualquiera de las que aparece en el examen de conducir y, sin embargo, estoy convencido que una gran parte de los «ciudadanos» tendrían problemas para contestarlas. Sin embargo, sin saber lo que están haciendo cuando eligen «democraticamente» a sus representantes, tienen todo el derecho del mundo a votar. ¿Por qué?

Una persona, un voto, no. Un ciudadano, un voto, si. ¿Cúal es la diferencia?

Pues probablemente que un grupo de ciudadanos no acabarían escogiendo a Mr. Bean como presidente del gobierno; algo que, la reciente historia, nos ha demostrado que es doblemente posible.

Arde París

¿Arde París?
¿Arde París?

Cualquiera que haya leído Rayuela, la magnífica novela de Cortázar, del modo que haya escogido, tiene un sentimiento especial hacia París dentro de sí. Si además se ha leído previamente 100 años de Soledad y ha captado los guiños incesantes de Cortázar a los personajes de García Márquez, este sentimiento se acrecienta aún más. Los paseos por Montmartre, el personaje de Rocamadour, la incesante búsqueda del «yo» de unos personajes a medio camino entre lo bohemio y lo campechano… Todo esto sólo es posible en París. Al menos en ese París.

El París de ahora es distinto. No hay duda que que los Campos Eliseos, Nôtre-Dame, el Louvre o la Torre Eiffel son los mismos y siguen en el mismo sitio, pero la sociedad ha cambiado. La basta y súbita oleada de inmigración que ha sufrido Europa en general ha cambiado el panorama de nuestras ciudades y ha creado una crispación social terrible. El problema no es la inmigración recibida, sino la manera en que se ha recibido. Bienvenida sea la inmigración, pero de manera ordenada. A diferencia de los Estados Unidos, por ejemplo, donde la inmigración se ha adecuado al estido de vida norteamericano y ha prosperado, en Europa, hemos permitido a la inmigración traer su modo de vida y su cultura, de la cual por cierto huían cuando llegaron aquí en busca de una vida mejor, a la cual, básicamente, no han ni tan siquiera optado.

¿Tiene la culpa la situación económica y política de Europa del descontento social? En gran medida sí, pero el conflicto social, el pretendido mestizaje y la predisposición imposible de Europa y el resto del mundo occidental a adecuarse a las costumbres de los inmigrantes también. Resulta cuando menos chocante que se esté debatiendo en Estados Unidos si es apropiado colocar un centro de estudios Islámicos en la Zona Cero e incluso todos los Europeos tengamos algo que decir al respecto, nuestra propia opinión. Sin embargo, en muchos países musulmanes, los cultos a otras religiones están prohibidos y no hay debate posible.

Otro problema es el idioma. En Rayuela, los personajes de París hablarían originalmente en Francés o en Español. ¿Qué es lo que se habla en Europa? No me refiero a Inglés, Francés, Alemán o Español. Me refiero a que, a todos los idiomas que ya se hablaban, se están sumando todos los idiomas que vienen de fuera.

No creo que Merkel esté equivocada en sus recientes declaraciones. Al contrario, creo que ha puesto el dedo en la llaga. Se le ha criticado bastante y más que se le va a criticar, pero está lanzando una voz de alerta. Si no cambiamos el modelo, no sólo París, sino que toda Europa arderá.

Lección de Patriotismo

Patriotismo Chileno
Patriotismo Chileno

El presidente Piñera se la ha jugado con su supervisión personal del rescate de los 33 mineros atrapados en la mina de Chile. Le ha salido bien y obviamente su popularidad habrá aumentado muchos enteros en estos meses. Pero también le hubiese podido salir mal. Me da la impresión de que, en general, ha dado una lección de patriotismo al mundo como pocas se han visto antes. Creo que ha jugado bien sus cartas pero que ha antepuesto a sus intereses personales y partidistas el empeño de salvar a los mineros de su tumba de roca.

Es más que probable que su formación tenga algo que ver en su forma de proceder. Piñera es Ingeniero Comercial con mención en Economía de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Master y Doctor en Economía de la Universidad de Harvard, Estados Unidos. Cierto es que no tengo muy claro qué es exactamente un Ingeniero Comercial, pero me quedo con los dos postgrado de Harvard.

Tiendo a pensar, aunque suene a tecnócrata, que los políticos con buena formación realizan mejor su trabajo que aquellos que tienen una formación mediocre. También hay excepciones que confirman la regla. Creo que Lula ha sido un buen presidente para Brasil y sin embargo dejó los estudios con diez años, justo cuando consiguió aprender a leer y escribir.

Lo que creo que ocurre es que Lula ha aprendido en la calle y Piñera se ha formado en la Universidad, pero en el fondo deduzco que comparten muchos conocimientos adquiridos de manera distinta.

Pero el tema que me ha inspirado el post es ver como Piñera ha conseguido, además de lo obvio que es rescatar a los mineros, dar notoriedad a su país de una manera soberbia, consiguiendo apoyos de todas partes del mundo -incluyendo países que no mantienen relación con Chile- y abriendo los telediarios de todos los continentes durante todo este tiempo. En otras palabras, ha sacado una inteligente ventaja de una situación muy desfaborable. Ya nadie se acuerda de lo que cobraban los mineros, de sus condiciones laborales o de si la empresa iba a cerrar o no. Lo que queda en la mente es que Chile ha sido una piña con sus trabajadores, sus políticos han sabido recabar los apoyos económicos, técnicos y materiales para llevar a cabo la operación de rescate y que ésta ha sido un éxito rotundo en todos los términos, narrada a tiempo real por todos los medios de comunicación convencional y online.

Con esta actitud, Piñera demuestra no sólo un patriotismo ejemplar, sino que además sienta las bases de como un político tiene que actuar en estas circunstancias. ¿O acaso alguien se cree que alguno de los nuestros se habría arriesgado a supervisar personalmente una operación similar aquí?

Mi enhorabuena a Piñera, por su implicación personal desde el primer día sin saber cuales iban a ser los resultados de la misión que dirigía, a los chilenos por haberlo elegido presidente y a los mineros y sus familias por haber contado con su apoyo incondicional desde el primer momento. Felicidades a todos. Comparto vuestra alegría.