Sopa de Ganso de Madera

H-4 Hercules
Imagen del H4-Hércules en su bautizo de aire (y agua)

Una de las vidas más interesantes que he podido investigar es sin duda la de Howard Hughes. El heredero magnate de las herramientas de perforación de pozos petrolíferos tuvo una vida plena de aventuras empresariales que incluye su incursión con dramática relevancia en la producción y dirección cinematográfica, en la industria aeronaútica, en las aerolíneas comerciales, en los proyectos militares, en la biomecánica, los estudios de radio y televisión, la construcción naútica e incluso, en los últimos tiempos de Hughes Tools, la inversión financiera. Uno de los proyectos más sonados de Hughes fue el H4-Hercules, conocido como el Ganso de Madera (the Spruce Goose). En su momento fue el avión más grande del mundo, el más grande hecho de madera y el que tenía las alas más grandes. De hecho, creo que sigue ostentando este último título. El H4 llegó a volar, pero nunca entró en servicio activo dado que fue diseñado expresamente para el transporte de tropas y material militar y se acabó de construir una vez que había terminado la segunda guerra mundial y .

Ayer conocíamos la noticia de que el Airbus 380, el ganso metálico de nuestros tiempos, ha aterrizado por primera vez en España y lo ha hecho en dos aeropuertos, primero en Son Sant Joan y luego en el Prat, de la mano de Lufthansa. Este colosal avión es la apuesta del consorcio Europeo Airbus sobre como deben ser los aviones en el siglo XXI. A mi, particularmente, no me gusta. Es más, me espanta. Como vivimos donde vivimos, nos lo venden como una maravilla porque puede llevar hasta 800 pasajeros, pero, ¿alguien se imagina una muchedumbre de 800 personas pegándose por un sitio en la cinta para recoger su equipaje? ¿Y la cola de facturación? ¿Y la de embarque? Las rutas internacionales más grandes de nuestra aerolínea de bandera, Iberia, son a Sudamerica. Iberia vuela estas rutas habitualmente con los Airbus 340, que llegan a tener capacidad de unos 400 pasajeros en su versión más grande, el A340-600. Es con esta capacidad y muchas veces los países sudamericanos se ven desbocados en el control de pasaportes cuando estos pájaros cargados se posan en sus tierras. Afortunadamente, Iberia no ha encargado, todavía, ningun 380 a Airbus. Sin embargo, en España nos venden esta aeronave como el futuro de la aviación. Yo, personalmente, creo que esto se debe en gran medida a que esta apuesta la hemos sufragado con nuestros impuestos muchos de nosotros y los de siempre necesitan mostrar sus creaciones, por monstruosas que estas sean.

Airbus 380
Airbus 380

La realidad es que, desde su lanzamiento en Diciembre de 2000, el A-380 ha recibido, a fecha de esta publicación, 202 pedidos en firme (unos 20 aviones por año) de los cuales 32 son de este mismo año y todos de la misma aerolínea: Emirates. Sin embargo, la apuesta de Boeing para los aviones del siglo XXI, el Boeing 787, de significativamente menores dimensiones que el A-380 lleva acumulados 847 pedidos desde su lanzamiento en Abril de 2004 (unos 142 pedidos por año). Tal fue el desequilibrio que Airbus tuvo que lanzar una respuesta al projecto de Boeing, el A-350 que tuvo una gélida acogida en el mercado y tuvo que ser replanteado y lanzado nuevamente como A-350XWB (Extra Wide Body), cuando finalmente empezó a coger ritmo de ventas.

Todo esto lo vengo a contar para escenificar como el avión que semana si, semana también, aparece en las noticias, no es ni tan popular como se esperaba entre las aerolíneas ni parece vaya a gozar del beneplácito de los viajeros toda vez se demuestre que las infraestructuras aeroportuarias no están listas para este tipo de aviones. De hecho, dice Airbus en su página web que en Mayo de 2010, ayer como quién dice, tan sólo 15 aeropuertos internacionales estaban conectados con este avión.

Al igual que el H4-Hercules de Hughes, pienso que el A-380 llega tarde a un mercado en el que los viajeros han evolucionado y lo que demandan no son grandes aviones que unan grandes destinos sino aviones medianos de largo recorrido que unan muchos destinos para no tener que hacer trasbordos. ¿Qué es preferible, volar a Nueva York directo desde la ciudad de origen de cada uno en un avión mediano o volar primero a un gran aeropuerto, por ejemplo Madrid, para volver a coger un mega-avión con destino al mismo sitio? Cada uno tendrá su opinión, pero la mía es clara: rápido y directo.

Lo curioso del tema y lo que me ha hecho escribir este post es que, por motivos supongo que políticos, la mayoría de la gente no ha oído hablar del Boeing 787 mientras que, al menos en España, tenemos al Airbus 380 hasta en la sopa. Y es que ya lo decían los geniales Hermanos Marx: «Sopa de Ganso».

_____________________________________________________________________________

P.D. Para los amantes de las curiosidades:

1. El viejo Boeing 747 vuela más alto y más rápido que el Airbus 380. También consume más combustible, pero eso ahora no está muy bien visto. 🙂 . El 747 «Jumbo» está compuesto de unos 6 millones de piezas de las cuales la mitad son presillas de algún tipo y tiene unos 275 kilómetros de cable que pasan por unos 8 kilómetros de tubo. ¿Todavía estás dispuesto a subirte en uno?

2. La apuesta moderna en los aviones de largo recorrido de Boeing, el 777, vuela más alto, más rápido y más lejos que su rival de Airbus. También lo hace con unas condiciones de presión en cabina y humedad mucho más agradables para el ser humano (vamos, que te duelen menos los oídos y se te secan menos la nariz y la piel). Lleva unos 1.150 pedidos. Su competidor de Airbus, el A-340 lleva, curiosamente, 380 pedidos en el momento de esta publicación.

3. Otra forma de entender la seguridad en los vuelos comerciales:

El Gafe

GafeEl entrañable Emilio Duró, en su habitual charla sobre optimismo e ilusión, nos recomienda encarecidamente que no nos acerquemos a los gafes. En efecto, Duró defiende que hay gente que nace con buena suerte y gente que nace gafada. Dice con cierta sorna, además, que la mala suerte y el gafe son facultades contagiosas y que cuando nos encontremos en la vida con gente que ha fracasado en el pasado huyamos como alma que lleva el diablo, porque, sin lugar a dudas, nos pueden contagiar su mala suerte. No deja de ser una estupidez, pero a mí me hace bastante gracia como lo cuenta.

El máximo exponente nacional del gafe es sin duda José Luis Rodríguez Zapatero. Apoyó a Kerry en las elecciones Norteamericanas y le vaticinó una aplastante victoria. Por todos es sabido que Kerry perdió contra Busch. Se atrevió después a aparecer con Segolene Royal en un mitin para prestarle su apoyo y, en un patético francés, predijo su victoria. Sarkozy arrasó con ella en las elecciones de 2007. Mucho más envalentonado se mostró en las elecciones Alemanas en las que, además de pronosticar la victoria de la izquierda, insultó a Merkel que, como venía siendo habitual con sus predicciones, ganó a su oponente y se convirtió en Canciller.

El último episodio de gafe electoral de ZP lo hemos vivido esta semana en las elecciones del Partido Socialista de Madrid. Zapatero en este caso no se ha conformado con apoyar a un candidato, sino que incluso a impuesto a uno propio. Como no podía ser de otra manera, su candidato preferido ha caído derrotado. Tomás Gomez a ganado a Trinidad Jiménez.

A mi se me ocurre que, como País, debemos inmediatamente capitalizar este gafe y usar a nuestro presidente para:

1. Que públicamente apoye a los Castro y su dictadura en Cuba. Lamentablemente no se personó a tiempo en Venezuela para apoyar a Chavez. Quizás para las próximas elecciones… si las hay.

2. Un viajecito a Bolivia para apoyar en un mitin a Evo Morales no vendría mal tampoco.

3. No estaría mal, tampoco, dejarse caer por Ecuador y apoyar a Correa ahora que parece que lo necesita, aunque de momento haya descartado anticipar elecciones.

4. Como colofón a estas cumbres planetarias debería designar a su sucesor en el PSOE e, inmediatamente apoyarle públicamente, si es posible, insultando a Rajoy como hizo con Merkel.

5. Si tiene tiempo y le ha dado tiempo a lavar su pañuelo Palestino, ya lo dije en otro post, acercarse con Ahmedineyad a la puerta de Fátima a tirarle piedras al puesto fronterizo de Israel con el Líbano y apoyar el fin del Estado de Israel.

Dado que obviamente no está capacitado para lidiar con la crisis, crear empleo, tomar las medidas necesarias y acometer las reformas que el país necesita y, en definitiva para gobernar, obviemos su inutilidad en estos campos y aprovechemos algo en lo que, año tras año, ha demostrado ser un fuera de serie: su gafe.

Para los que no lo conozcáis, os invito a ver una charla de Emilio Duró:

http://www.youtube.com/watch?v=FKIkjJOI6Ww

Usos y Costumbres

ComidaUna de las cosas que más me relaja y me hacer pensar tranquilamente en lo no cotidiano es cocinar. Yo siempre digo que en la cocina se pueden hacer dos cosas, cocinar y hacer comida, y no son lo mismo. Yo, cuando me pongo, pretendo cocinar, no hacer de comer. El caso es que esta mañana tenía previsto preparar un cocido y anoche empecé por dejar los garbanzos en remojo. Soy consciente de que el cocido se puede preparar en 45 minutos en una olla a presión o incluso en 20 en una ultra rápida, pero no es lo mismo. El cocido hay que ponerlo a cocer a las 10 de la mañana y tomárselo, cuando esté listo, a eso de las tres de la tarde. Muchos de los cocidos autóctonos de la orilla del mediterráneo, sean españoles o no, requieren de tiempos de coción similares o incluso mayores. Mi abuela paterna hacía la Dafina, que se lleva cerca de 24 horas.

El caso es que mientras iba metiendo los ingredientes en la olla iba dándole vueltas a lo que pensarían mis amigos Norteamericanos si me vieran utilizar las cosas que he usado para preparar el cocido. Hueso añejo, tocino añejo, pellejo añejo y costilla añeja, sólo para empezar a darle gustillo al agua. ¿Cómo se traduce esto a inglés? Very old bone, fat, skin and rib cured in salt? Existe una leyenda urbana en España que reza que todos los Norteamericanos son incultos y no saben cocinar ni comer. Su versión Norteamericana es que todos los Españoles vamos vestidos de flamenco y nos pasamos la vida bailando.

Lo cierto es que cada sociedad y cada cultura tiene sus propios usos y costumbres y que no se puede considerar que unos son buenos y otros malos sin caer en tópicos parecidos a los que acabo de mencionar. Los más egocéntricos pensarán que lo bueno es lo Español y lo malo lo que viene de fuera. Suelen ser los mismos que comen en McDonalds y visten de Calvin Klein. Yo soy partidario de quedarme siempre con lo mejor de cada sitio. He estado repasando mentalmente algunas de estas diferencias y voy a comentar las que me parecen más curiosas.

La comida Española, que no es exactamente lo que conocemos como la famosa dieta mediterránea, es una comida grasienta. Está riquísima, pero, en general, es grasienta. Desde el propio cocido hasta el pescado frito pasando por los churros, las porras, el pan con aceite y los huevos con patatas, dudo que alguien se atreva a llevarme la contraria en esto. Sin embargo, tenemos la percepción de que es la comida Norteamericana la que es grasienta, y de hecho, en muchos casos lo es. En definitiva, nos acusamos de lo mismo sin mirar lo que nos comemos. Pero no quiero centrarme en la comida porque hay más detalles sobre los que indagar.

¿Quién no ha escuchado alguna vez a alguien proclamar la incultura Norteamericana basado en que no saben donde está España? Siempre sale alguien con el tópico, alguien que habitualmente no sabe situar en el mapa el 95% de los estados Norteamericanos, o, por añadidura, Perú, Uruguay, Malasia o India. De hecho, si yo tuviese que situar en el mapa muchos de los «nuevos» estados Europeos creo que me columpiaría bastante. Ni siquiera tengo claro si ciertos estados presumiblemente soberanos están reconocidos por España o no. Tampoco se si los Griegos reconocen el estado de Macedonia o es simplemente el nombre lo que no reconocen. Europa siempre ha sido un lío. Al menos ellos no van cambiando nombres, creando más estados, y separando los territorios. Dicho esto, siempre me he preguntado porqué algo tan pequeño como Rhode Island es un estado. Un día de estos lo indagaré.

Si miramos nuestras costumbres y las suyas, tenemos muchos puntos sobre los que abrir debate. Los Norteamericanos tienen las neveras llenas de salsas, cierto, y estoy nos parece chocante a los que guardamos todo tipo de sobras y restos en ellas, la mayoría de los cuales acaba inexorablemente en la basura días después. Nosotros les acusamos de no saber comer, pero tenemos la pata de un cerdo muerto, con sus pelillos y todo, como trofeo perenne colocado sobre la encimera. Si vivimos en ciertos pueblos, nuestras cocinas lucen además ristras de ajos y ñoras colgadas de las paredes y techos. Esto, para ellos, es igualmente chocante.

A la hora de sentarse a una mesa, los Norteamericanos mantienen la mano izquierda (la derecha los zurdos) bajo la mesa, sobre el muslo. A nosotros nos parece una falta de educación. A ellos les parece una falta de educación mantener las dos manos sobre la mesa. La forma de utilizar los cubiertos también es objeto de constante discusión. Nuestra costumbre es más estética, pero tengo que reconocer que ambas cumplen su cometido. Una vez en Kuala Lumpur mi amigo Sudesh nos invitó a su casa a cenar. Sudesh y su mujer son Indús, de tercera generación en Malasia. Aceptamos de buen gusto y al llegar vimos una mesa preparada con una serie de manjares, muchos de ellos con una excelente pinta, típicos de la comida Indú. Sin embargo, no habían preparado cubiertos ni servilletas. ¿Para qué? Ellos comen con las manos y se limpian con la boca. En fin, para mi no fue del todo agradable y de hecho solicité un tenedor, pero para ellos es lo más normal. Para muchos Árabes también. Admito que esta es la única costumbre que me resisto a probar. Sin embargo, no dudo en comerme con las manos el Jamón Ibérico y el embutido en general, el marisco, los pintxos y otra serie de cosas. ¿Cuál es la diferencia? Creo que es mental. En China y Japón comen con palillos y, tengo que admitir, que a mi también me gusta comer la comida Asiática con palillos. No me veo pinchando una porcion de Sashimi con un tenedor. Mención aparte requiere que los Chinos, en general, no comen, sino engullen con el plato pegado a la boca, pero bueno, si te gusta la comida caliente esta es una buena manera de que no se te enfríe.

A nosotros nos parece regular andar descalzos por la casa. No en valde, los que tenemos hijos nos pasamos la vida repitiendo «ponte las zapatillas». Sin embargo, en muchas culturas esto es lo más normal e incluso en algunas, la mayoría asiáticas, es una obligación. En Estados Unidos es también habitual andar por la casa en calcetines, pero lo atribuyo a motivos distintos. En Marruecos y otros países Árabes que he visitado me han ofrecido después de comer fumar una «cachimba». Sólo la he probado (y no me gustó mucho) cuando tuve la certeza de que mi boquilla no iba a ser compartida con el resto de comensales. Pensando en babas recordé que una chica en Cuba me lió y encendió un buen Habano en un magnífico restaurante a base de gestos rápidos con sus brazos, sin tocar para nada la boquilla. Días después, en un lugar con bastante menos glamour, se me ofreció un cubano a repetir la operación y acepté de buen gusto. Me encendió el Habano chupando. Un magnífico puro que murió dignamente en el cenicero sin que yo lo probara.

Ciertos países del norte de Europa comparten la costumbre árabe y norteamericana de eruptar después de comer. Me cuentan (a mi no me ha pasado) que en ciertos sitios no eruptar es un gesto de desprecio hacia la comida que acabas de degustar. No me veo eruptando en mi próxima comida de trabajo, ni siquiera diciendo «excuse me», pero estoy condenado a una digestión más pesada.

En la boda de mi primo en Mónaco la comida y el baile iban entrelazados. Primero un baile, luego el primer plato. Luego otro baile, seguido del segundo plato. Un poco más de cachondeo, seguido del postre. Me pareció una manera bastante curiosa de acabar de cenar a las cuatro de la mañana. En la reciente boda de otro de mis primos, esta vez en Siria, a más de uno casi le dió un síncope porque primero se baila y después se cena. Cuestión de costumbres…

Una última, que si no, no acabo nunca. Me acostumbré en Estados Unidos a comer de vez en cuando con un combinado. Debo admitir que a veces me saturo de tanto vino tinto y tanto aceite de oliva. De ser sanas costumbres han pasado a ser obligaciones, y yo nunca me he sentido a gusto cuando me obligan a hacer algo. Para quién no lo haya probado, recomiendo, de vez en cuando, comer con un combinado (o varios) en lugar de con vino, aunque, mi primera opción siempre sea, aunque quede habitualmente feo, comer con agua.

País de Mierda

Hace ya tiempo que se lanzó la campaña «País de Mierda» desde Israel. Para quién no la conozca, recomiendo una breve visita a http://www.paisdemierda.org . Hoy he vuelto a echarle un vistazo al video y he vuelto a jugar al juego que proponen al final del mismo. No es casualidad. Nos hemos levantado con la noticia de que Ahmedineyad planea visitar el Líbano próximamente y, como parte de su visita cultural, piensa acercarse a la Puerta de Fátima para lanzar piedras al puesto fronterizo de Israel. Cierto es que que dicho enclave es una atracción turística más de la región y muchos famosos, actores incluidos por supuesto, van allí a lanzar piedras a Israel. No nos extrañe pues que Willy Toledo o cualquier otro imbécil de por aquí se una a la comitiva de tan diplomático personaje.

Yo tengo clara la solución, igual que la tenía cuando Ahmedineyad visitó el otro día la sede de Naciones Unidas, muy cerca de la Zona Cero, para decir, el muy anormal, que el 11-s había sido perpetrado por Israel con la ayuda de Estados Unidos. Se le pega un tiro en la cabeza, bien centrado entre ceja y ceja, y un hijoputa menos en el mundo. Claro que con el buenismo instaurado en occidente lo de pegarle un tiro en la cabeza a un tipo en la ONU no estaría muy bien visto. Sin embargo, ahora la oportunidad se pinta clara.

Lo que tiene que hacer el ejército Israelí es sustituir ese día a sus guardias fronterizos por los dos mejores francotiradores que tenga. De este modo, ambos aguardarían apostados en la garita con sus fusiles de precisión listos y, en el momento en que este capullo tire la piedra, o sea, les ataque, meterle dos tiros, ambos en la frente. Es seguro que los telediarios abrirían acusando al estado de Israel de asesino, pero como de todas maneras estamos acostumbrados a la misma mierda todos los días, ¿Qué diferencia habría? Pues esa, la que he dicho antes, un hijoputa menos en el mundo.

Sin comentarios
Sin comentarios

Otro hecho positivo es que Zapatero perdería a uno de sus aliados en la mamarrachada de las civilizaciones. Ya sólo le quedarían Chavez, Castro y el Marroquí. Pensándolo bien, lo que tendría que hacer Zapatero es ponerse su pañuelo palestino e ir con sus colegas a acompañar a Ahmedineyad a lanzar piedras. Después de todo, puede que a alguno de los francotiradores se les escapara algún disparo y, con esta crisis, no es cuestión de andar malgastando munición.

Ayer hablaba de prohibiciones y me apunto como pendiente el hablar de vejaciones. No hace falta ser demasiado listo para saber que una gran parte de las vejaciones que se producen en el mundo vienen precisamente de algunos de los países de Oriente Medio, o sea, los que están cerca de Israel, el único Estado Democrático de la zona.

http://www.paisdemierda.org

Prohibiciones

Prohibido
Prohibido

Prometía hablar de las prohibiciones en un post anterior y no lo he olvidado. Por motivos laborales que no vienen a cuento el otro día empecé a darle vueltas a la cantidad de prohibiciones que existen a nivel local, regional, nacional e internacional en todos los niveles de la vida de una persona y cómo afectan estas prohibiciones a nuestra calidad de vida y como cambian, en nuestro caso, en función de dónde vivas. No quiero parecer anárquico, así que empezaré por admitir que cada prohibición que existe tiene un motivo detrás, si bien no comparto la mayoría de estos motivos.

Estando en Damasco hace unos días me llegó una solicitud de amistad de Facebook al iPhone. Fuí a confirmar que en efecto conocía bastante bien a la persona y, oh! sorpresa, la red que estaba utilizando en Siria tiene censurado el acceso a Facebook. Puedo recibir solicitudes de amistad con la aplicación para el iPhone pero no puedo conectarme para confirmar la solicitud. Empecé entonces a darle vueltas a todo lo que está prohibido, tanto allí como aquí, y, como era de esperar, acabé bastante cabreado.

Resulta que está prohibido que las grandes superficies comerciales abran en domingos y festivos, con lo que muchos estamos condenados a hacer las compras entre el viernes por la tarde y el sábado. También está prohibido que las cadenas de televisión emitan la publicidad que ellos quieran. Sólo pueden emitir una serie de minutos por hora. Está prohibido que en mi oficina, que está dentro del inmueble que he comprado y que es mío, pueda fumar, incluso si estoy en mi despacho. También está prohibido fumar en los aeropuertos, ¿verdad? No. Mentira.

Creo que si vives en una población de menos de 50.000 habitantes, entonces no está prohibido que las grandes superficies abran los domingos. Si la televisión se emite por Internet, tampoco hay límite de anuncios. Si mi oficina está en la comunidad de Madrid, si puede haber zonas de fumadores, como por ejemplo en las cafeterías y, aunque en el aeropuerto de Málaga no se puede fumar, en Barajas hay muchos puntos de fumadores. Peor lo tienen en Barcelona, dónde no se puede fumar en el Prat a no ser que vayas a la sala VIP dónde sí hay zona de fumadores, aunque creo que también han habilitado un patio interior a tal efecto.

Está prohibido que los niños viajes en coche sin la preceptiva silla infantil, pero aparentemente si pueden hacerlo en taxi, autobús, tren o avión. También está prohibido viajar en coche sin el cinturón de seguridad, pero no hay problema en hacerlo en autobús de linea, metro o AVE. Debe ser que la muerte en estos transportes si es políticamente correcta. Está prohibido el proxenetismo pero no están prohibidos los, digamos, hoteles de prostitutas. De igual modo, está prohibido el tráfico de drogas pero no su consumo. Prohibido ir a 160 en un coche moderno pero permitido ir a 120 en una tartana sin medidas de seguridad alguna. Si no pasas por caja, no puedes poner la radio en tu barbería, pero sí en tu cuarto de baño. Si te compras un CD para ponerlo en tu boda te has columpiado: está prohibido. Si lo pones en tu coche no. Una muy curiosa: España es el país con más litoral de Europa, sin embargo, está prohibido amerizar con un hidroavión en el agua. Curiosamente, los hidroaviones en sí tampoco están prohibidos, aunque, como es de esperar, no se venden muchos en España.

Los cocineros tienen prohibido usar tablas de corte y utensilios de madera en los restaurantes. En sus casas no. Una vez en Londres me dolía bastante la cabeza y entré en una farmacia. Pedí un Ibuprofeno de 600 y me dijeron que estaba prohibido dispensarlo sin receta. Pregunté qué me podían dar entonces para el dolor de cabeza y me dieron Ibuprofeno de 400. Como es lógico, me tomé pastilla y media. Un compañero Pakistaní en la universidad en Estados Unidos tenía prohibido tomar alcohol por su religión. Camino de una fiesta paró en una farmacia y compró dos botes de Ni-Quil, que es un jarabe anticatarral con una buena cantidad de alcohol. Le pregunté si se sentía mal y me dijo que no, pero que su religión si le permitía tomar alcohol si era parte de una medicina o un tratamiento. Se agarró un buen cermeño a base de jarabe para la congestión. Está prohibido entrar en las mezquitas en bermudas, pero si estas cubren las rodillas, entonces no. ¿Qué carajo tienen de sexy mis rodillas para tener que cubrirlas?

En Los Ángeles, hace ya unos meses, descubrí que estaba prohibido fumar en la calle. Curiosamente, se podía comprar marihuana en ciertas tiendas de naturopatía. Si vas en coche y fumas está prohibido llevar las ventanas abiertas. ¿Dónde creen estos inútiles que acaba el aire que hay dentro del coche? En muchos sitios está prohibido usar el claxon de madrugada. Sin embargo y algunos que vivís cerca lo sabéis, los bomberos pueden usar la megafonía de su estación a cualquier hora para cualquier cosa, como por ejemplo gritar a las doce de la noche «Tos pa dentro que la cena ya esta!!».

Una última recopilación de anécdotas: En Buenos Aires (y en Argentina en general) está prohibido el juego en su territorio. Sin embargo, hay un casino «atracado» en el puerto. Está flotando, así que no cuenta. En Marruecos está prohibido también el juego, pero si los premios no son en metálico y se los compras al estado entonces no. Los Budistas permiten a sus mujeres entrar en los templos. Si tienen la regla lo tienen prohibido. En la gran mezquita de Damasco las mujeres tienen prohibido acceder al area de los hombres. Si van acompañados de un hombre no. Pero, desde luego, la que me parece que se lleva la palma es una Española: Las mujeres menores de edad tienen prohibido votar. Sin embargo, si pueden abortar sin conocimiento de sus padres.

Actualización 2/Oct: Acabo de leer una noticia que viene al caso y es curiosa: http://www.larazon.es/noticia/8029-en-paris-ya-es-legal-que-las-mujeres-lleven-pantalones